La llegada de la nieve hace que mucha gente adore el invierno y el frío. Es el momento de sacar la tabla de snowboard o los esquís y pasar un fin de semana en las excepcionales estaciones invernales españolas. La nieve nos proporciona deportes en contacto con la naturaleza, preciosos y que, con el entrenamiento, te permiten disfrutar cada vez más.

Adelantar que no escribo este artículo para fastidiar a nadie su deporte preferido, sino que lo escribo con un objetivo: evitar las imprudencias y las numerosas lesiones que se producen en la nieve, algunas de ellas muy graves. Espero poder ayudar a disfrutar de estos deportes tan practicados.

Los deportes de nieve, en realidad, no son tan peligrosos como aparentan y el índice de lesiones es menor que en deportes como el pádel, el fútbol o el ciclismo. Lo que ocurre es que, al ser deportes estacionarios, se produce un “aluvión” de estas lesiones en determinados momentos del año.

Podemos dividir el artículo en las lesiones más típicas de los deportes más practicados, el snowboard y el esquí (el esquí de fondo solo representa el 2% de las lesiones):

SNOWBOARD

En este deporte la proporción de lesiones es de un 80% varones y un 20% mujeres, debido a la mayor práctica por hombres. Las lesiones más comunes son:

1.Fracturas: siendo las más frecuentes las de muñeca y clavícula (imagen inferior), y en menor frecuencia fracturas de pelvis por caídas de energía y de tobillo. Según el tipo de fractura y desplazamiento, su tratamiento será conservador (reposo, férula, yeso) o quirúrgico, con fijación habitual de las fracturas con placas y tornillos. 

2.Luxaciones: sobre todo de hombro. Muy dolorosas. En caso de luxaciones completas, se precisará de una reducción del hombro urgente, con posterior inmovilización y valoración de lesiones asociadas o inestabilidad.

3.Lesiones en columna vertebral: estas lesiones, siendo menos frecuentes, se producen por caídas de gran altura o contusiones severas en espalda. Pueden cursar con fracturas vertebrales o, mucho más graves, con lesiones medulares que pueden cursar con paraplejía (pérdida de la capacidad para caminar) y tetraplejía (pérdida completa de la movilidad de brazos y piernas), con riesgo de fallecimiento.

Fotografía fuente: El Mundo

Todos los años se dan casos en España de gente joven con lesiones graves medulares (imagen inferior, imagen de resonancia magnética con fractura vertebral con afectación medular) por imprudencias en la nieve así que, por favor, evitad riesgos innecesarios.

ESQUÍ

En este deporte la proporción de lesiones hombre/mujer es la misma, prácticamente un 50%. Las lesiones más comúnmente asociadas al esquí son:

1.Lesiones de rodilla: es la lesión estrella de este deporte, la afectación de la articulación de la rodilla en cualquiera de sus modalidades. Las lesiones de rodilla más frecuentes son:

  • Lesiones de meniscos: habitualmente debidas a giros bruscos de la rodilla, siendo muy frecuente en caídas en las que los esquís no se sueltan de sus anclajes y quedan clavados en la nieve. En este artículo de menisco os actualizo toda la información sobre esta patología y su tratamiento, que habitualmente precisa de cirugía por artroscopia con buenos resultados, como vemos en la imagen inferior.
  • Lesiones de ligamentos colaterales: interno, más frecuente, o externo, normalmente asociado a otras lesiones más graves. Se debe a un “esguince” de la rodilla, donde el ligamento colateral (interno o externo) se ve forzado y puede sufrir desde una inflamación más leve (esguince) a una rotura.


Fotografía fuente: telecinco.es

En el ligamento colateral interno, es muy raro que precise de tratamiento por cirugía pero sí que necesita de bastante tiempo de recuperación y fisioterapia. En el ligamento colateral externo, al estar asociado a otras lesiones como el ligamento cruzado (tríadas), suele precisar de cirugía. Son las lesiones más temidas de la rodilla.

  • Lesiones del ligamento cruzado anterior: este ligamento es el pivote principal de la rodilla, por lo que su lesión genera una gran inestabilidad que precisa de su reparación. Además, si no se repara, la rodilla sufre una artrosis más precoz. Habitualmente debida a la caída con la rodilla en valgo (como en X) o a un giro brusco de la rodilla, tras la cual el deportista nota una sensación inmediata de chasquido y una gran inflamación de la rodilla.

En este artículo del dolor de rodilla amplío la información sobre los tipos de dolor de la rodilla.

2.Lesiones en la mano: siendo la más frecuente el pulgar del esquiador, debido a la lesión del ligamento colateral medial del dedo pulgar al quedarse clavado el bastón del esquiador, enganchándose el dedo pulgar en la correa y tirando del mismo hacia atrás. Produce un dolor inmediato en el dedo pulgar y una limitación para hacer la pinza, para coger objetos o para abrir una botella por ejemplo. Si la rotura es completa, necesita de reparación por cirugía.

En niños, con mayor frecuencia de la práctica del esquí, las lesiones más frecuentes son las contusiones en la cabeza, de ahí la importancia del casco, y las fracturas, siendo la fractura de antebrazo y la fractura supracondílea de codo (imagen inferior) las protagonistas en niños esquiadores.

Por todas estas lesiones que hemos comentado, es básico hacer una correcta prevención. Tenemos que tener en cuenta, muy importante, los siguientes consejos:

1.Preparación física: aunque a simple vista parezca sencillo dejarse caer por una pendiente con una tabla de snowboard o esquís, estos deportes necesitan de una preparación física adecuada, con una buena tonificación muscular, sobre todo de la musculatura abdominal, pélvica y de miembros inferiores, según el deporte y la exigencia. De ahí que la mayoría de lesiones graves se dan en gente con escasa preparación física.

2.Material deportivo: botas adecuadas con ajustes correctos, ropa cómoda impermeable y transpirable, gafas de sol homologadas (incluso en días nublados) y casco (muy importante para evitar disgustos, debe ser igual de obligatorio que al conducir una motocicleta). Un buen asesoramiento es esencial en este apartado y este material debe ser revisado en cambios de peso, altura o exigencia deportiva.

3. Hidratación y descanso: es común ir a la nieve con amigos, salir de fiesta la noche de antes y esquiar el día después sin apenas descansar y tras haber bebido. El cansancio unido a la deshidratación tras una noche de “juerga” pueden ser el origen de lesiones de tipo muscular (roturas fibrilares) o hacernos perder la coordinación adecuada y sufrir lesiones más graves. Es por ello que, estadísticamente, aumentan mucho las lesiones por la tarde.

4.Mala calidad de la nieve: suele no frenar a los esquiadores de fin de semana o gente que se desplaza muchos kilómetros para practicar su pasión pero debemos tener en cuenta que en condiciones adversas, el riesgo de lesión y/o caídas es mucho mayor.

5.Técnica: aprender la técnica es esencial para evitar lesiones, al igual que ocurre en todos los deportes. Ponernos en manos de profesionales titulados que nos enseñen todo lo necesario será la mejor inversión.

6.Evitar las locuras: dejemos las fotos espectaculares para los profesionales y gente que vive de ello. Saltos de excesiva altura, pistas excesivamente exigentes para nuestro nivel, amigos que “controlan” más que nosotros y nos estimulan a seguirles, etc., son motivos habituales de llanto en las salas de urgencias. Por todos es conocido el accidente de piloto de fórmula 1, Michael Schumacher, aún en coma desde 2013 y con un pronóstico muy pesimista.

Fotografía Anders Neuman/Red Bull Illume

7. Evitar aglomeraciones: en fechas seleccionadas y con buen tiempo, en algunas estaciones de esquí pueden reunirse más de 15000 esquiadores al mismo tiempo. Ello aumenta mucho el número de colisiones con otros esquiadores por lo que, si está dentro de nuestras posibilidades, evitaremos fechas señaladas de vacaciones.

Estos son los consejos y advertencias que he considerado más importantes a la hora de acudir a la nieve, espero que os haya gustado. Evitaremos posterior consultas al traumatólogo y posibles cirugías y bajas laborales. Os animo a seguirme en mis redes sociales: FacebookTwitter e Instagram, deseando que paséis una feliz temporada de nieve. ¡Gracias!